Comience a escribir para ver los productos...
  • Menu
  • Categorías

Carrito de compras

Cerrar
ENVIOS A TODA LA REPÚBLICA MEXICANA DESDE $149
Menu
close
Comience a escribir para ver los productos...

Noticias

Noticias

Consejos para mantener tus maletas en buenas condiciones: limpieza, cuidado y almacenamiento

¿Con qué frecuencia compras una maleta de viaje nueva? No importa el tamaño o qué tan frecuentemente viajes. Muchos de nosotros solo tenemos de una a tres maletas de viaje. Hay quienes pueden llenar toda una habitación de maletas de todos los tamaños. Ya sea para viajes cortos o largos, en avión o en carretera, hay maletas de todo tipo de materiales y para todo tipo de necesidades. Debido a que muchas veces pueden no ser tan económicas, todos queremos mantener nuestras maletas en buenas condiciones para que nos duren muchos años.

Para empezar a cuidar tus bolsos y maletas de viaje, es imprescindible que te asegures de que las estás almacenado correctamente. Aunque probar trucos para economizar espacio al momento de viajar y buscar diferentes formas de organizar tus cosas en la maleta es importante para todo buen viajero, lo primordial es primero ir organizando tu colección de maletas o ir pensando en renovar las que ya están en mal estado. De nada sirve hacer una maleta perfecta si esa maleta físicamente ya está dañada o está sucia. Considera trabajar en estas ideas para mantener tus maletas en buenas condiciones:

Conoce y comprende cómo cuidar el material de tus maletas

Del mismo modo que cuidamos la ropa y el calzado, es imprescindible conocer el material con el que estás trabajando para poder utilizar los productos adecuados y evitar dañarlos. Entre mejor cuides tu maleta, más tiempo te durará.

Limpia los derrames y la suciedad de inmediato. Si no es posible en el momento, no dejes pasar tanto tiempo sin atender la mancha o la suciedad. Guardar una maleta sucia después de un viaje largo, es una pésima idea.

Por otro lado, a la hora de limpiar tus maletas recuerda que existen productos específicos que puedes utilizar para limpiar gamuza o tela y otros productos para limpiar maletas de piel o policarbonato. Lo mejor es revisar las instrucciones y especificaciones de cuidado del producto al momento de comprarlo.

Maleta de policarbonato azul en banda de equipaje: consejos para mantener tus maletas en buenas condiciones

Las maletas de policarbonato (apariencia de un plástico duro y resistente) no se rasgan con facilidad como algunas maletas de tela o de materiales blandos. No obstante, la desventaja es que las maletas de policarbonato pueden ser más difíciles de meter en la cajuela de tu automóvil o en el compartimento superior de un avión.

Las maletas más duraderas tienen un asa firme que no se mueve cuando ruedas y pones en movimiento el equipaje. Tanto la petaca como las ruedas deben girar suavemente y permanecer en su lugar. El equipaje de cuatro ruedas es más fácil de maniobrar, pero debido a que las ruedas están montadas externamente, es más probable que se rompan que las de un equipaje de dos ruedas.

Para facilitar la limpieza de tus maletas puedes utilizar un paño húmedo para limpiar las que son de cuero, piel y policarbonato, y un paño seco cuando trabajes con telas y otros materiales especiales. Limpia tu maleta cada tres meses o cada que regreses de un nuevo viaje. Almacenar tu maleta perfectamente limpia y en un lugar sin humedad contribuirá a mantenerla en buenas condiciones.

No satures ni fuerces tus maletas, conoce su capacidad

Rellenar o saturar demasiado tus maletas podría ejercer presión sobre los cierres (cremalleras) o las costuras de la tela. Trata de reducir tu lista de ropa, calzado y accesorios para viajar, de forma que tu maleta no quede sobrecargada.

Si tienes que pararte encima de la maleta para cerrar la cremallera, estás contribuyendo a disminuir su vida útil Entre más satures la maleta, más se irá desgastando el cierre, hasta que cederá y se romperá.

Cómo cuidar tus maletas: no las satures ni fuerces por sobrecargarlas

Cuando estés empacando, procura mantener los artículos más pesados en la parte inferior, cerca de las ruedas. Esto mantiene el centro de gravedad bajo y reduce la probabilidad de que todo se vuelque y se dañe.

Asume que cualquier recipiente que contenga líquido podría tener fugas. Empacalo en una bolsa de plástico separada para evitar derrames y daños en el interior de tu maleta (o daño a otros objetos).

¡Consigue las maletas para tus próximos viajes al mejor precio! Clic aquí

Utiliza organizadores para evitar derrames al interior de la maleta

Muchas bolsas y maletas de viaje tienen pequeños bolsillos en el interior para guardar accesorios pequeños. Estos espacios comúnmente son utilizados para guardar bolígrafos, lápices labiales y otro tipo de elementos de maquillaje. Estos objetos a menudo provocan manchas difíciles de eliminar. Para evitar que esto suceda, usa una cosmetiquera para guardar todo tu maquillaje y usa otra bolsa pequeña para tus lápices, plumones y plumas.

Al deshacer la maleta después de un viaje, revisa bien si no hay ningún derrame o mancha que debas limpiar por dentro antes de limpiar la maleta por fuera.

Una vez que ya se limpió la maleta de acuerdo a las especificaciones del material que la compone, usa una bolsa o plástico protector para cubrirla. Adicionalmente, cuando son maletas pequeñas o medianas, puedes guardarlas en un organizador especial en tu clóset, bodega, ático o cuarto de servicio.

Tal vez  no puedes controlar lo que le sucede a tu equipaje una vez que lo documentas en el aeropuerto o una vez que lo pones en manos de botones. No obstante, sí puedes cuidarlo bien mientras está en tu poder, alargando su vida por años, dependiendo de cuánto viajes.

Limpieza y cuidado de maletas para mantenerlas en buenas condiciones: Miguel Petacas

Almacena y cubre correctamente tus maletas

Mantener tus maletas alejadas de la luz solar directa cuando no las estés usando contribuye a proteger su color de la decoloración. Guarda las maletas más pequeñas dentro de las maletas más grandes. Posteriormente, asegúrate de que todas las cremalleras estén cerradas y rellena los bolsillos exteriores con periódicos para ayudar a que la maleta mantenga su forma.

Es especialmente relevante que si viajas con poca frecuencia o tienes una maleta que usas poco, coloques una bolsa de basura grande o un plástico protector encima para evitar que el polvo se acumule con el tiempo.

El factor más importante para asegurarte de que tu maleta dure es comprar una que esté diseñada con material de la más alta calidad. Recuerda que lo barato, a veces sale caro. Es mejor investigar bien los detalles de fabricación de la maleta, antes de comprarla. Asimismo, es mucho mejor invertir en maletas de calidad, que adquirir una de mala calidad que se dañe pronto y tenga que reemplazarse invirtiendo más de lo que tenías presupuestado gastar.

Cuando no están viajando, muchas personas simplemente arrojan su equipaje debajo de la cama o en un armario sin pensarlo dos veces. Pero si realmente quieres hacer que tus maletas duren y deseas que se vean impecables cuando vuelvas a viajar, entonces lo que hagas con ellas cuando no estés viajando es tan importante como lo que haces con ellas cuando viajas.

Una vez que esté todo listo, asegúrate de que el lugar que elijas para guardar tu equipaje sea fresco y seco, ya que la humedad puede hacer que se desarrolle moho, lo que sería una sorpresa desagradable cuando vayas a empacar para tus próximas vacaciones.

#title#

#price#
×